El aborto según la OMS

Nunca tuve una postura definida sobre el aborto, pero como sé que en breve tendremos este “asuntito” dando vueltas por el Congreso, decidí a investigar un poco sobre el tema y así tener una opinión más o menos formada.

Algunas aclaraciones

  • Acá no expongo argumentos basados en moralidad religiosa
  • Busqué argumentos basados en evidencia objetiva, recopilada sistemáticamente por científicos de instituciones relevantes, como la Organización Mundial de la Salud
  • Nadie, ni pro-choice ni pro-life, está a favor del aborto como método eficaz de planificación familiar
  • No me detengo a divagar sobre si abortar está bien o mal (es irrelevante, para eso lean sobre bioética en Wikipedia)

Casi la mitad de los 42 millones de abortos que se practican cada año se consideran peligrosos debido a que son realizados por personas no capacitadas, con técnicas peligrosas o con falta de higiene, ocasionando la muerte de casi 70000 mujeres y la discapacidad de cerca de otros cinco millones. Si bien es cierto que el uso correcto y constante de anticonceptivos reduciría el número de embarazos no planificados, cuando éstos se producen, las mujeres que deciden abortar han de tener acceso a métodos seguros y legales que les permitan poner término a la gestación y disponer de una atención de calidad tras el aborto.

Fuente: folleto informativo sobre las actividades del Programa Especial de Investigación, Desarrollo y Formación de Investigadores en Reproducción Humana de la Organización Mundial de la Salud (Ginebra, Suiza)

Algunos datos sobre el aborto en el mundo1

  • La mayoría de los abortos ocurren en los países en vías de desarrollo: 35 millones anualmente, comparado con 7 millones en los países desarrollados
  • Las restricciones legales sobre el aborto no afectan su incidencia. Por ejemplo, el índice de abortos en África es de 29 sobre 1000 embarazos, donde es ilegal en la mayoría de sus países, mientras que en Europa el índice de aborto es de 28 sobre 1000, donde el aborto es permitido por múltiples causas. Los índices más bajos se hallan en el oeste y norte de Europa, donde el aborto es accesible casi sin restricciones
  • Ejemplos de métodos abortivos inseguros utilizados en la actualidad:
    • Beber aguarrás, lavandina o té hecho con estiércol de ganado
    • Introducir preparados a base de hierbas en la vagina o cuello uterino
    • Introducir cuerpos extraños en el útero, como ramas, perchas o huesos de pollo
    • Lanzarse por las escaleras o desde un techo
  • Más del 95% de los abortos en África y América Latina se realizan bajo circunstancias inseguras, como el 60% de los abortos en Asia (excluyendo el este de Asia)
  • Cada año aproximadamente 220.000 niños en el mundo pierden a sus madres por muertes relacionadas con procedimientos abortivos
  • De los 185 millones de embarazos que ocurren en los países en desarrollo, el 40% son no deseados, y 19% terminan en abortos inducidos
  • Según un reporte del año 2009, se estima que 215 millones de mujeres en países en vías de desarrollo no tienen acceso a anticonceptivos modernos

Las restricciones legales sobre el aborto no reducen su incidencia. La probabilidad de que una mujer se realice un aborto es más o menos igual si vive en una región donde el aborto está disponible a petición o cuando es muy restringido. Mientras que los abortos legales y seguros han disminuído recientemente, los abortos inseguros no muestran ninguna disminución en números e índices a pesar de ser totalmente prevenibles. Proporcionar información y servicios para la anticoncepción moderna es la principal estrategia de prevención contra embarazos no deseados. Proveer un aborto seguro evitará el aborto inseguro. En todos los casos, las mujeres deberían tener acceso a la atención post-aborto, incluidos los servicios de planificación familiar.

Fuente: “Unsafe abortion: global and regional incidence, trends, consequences, and challenges“, publicación del HRP (Organización Mundial de la Salud) en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos

En conclusión, la OMS aboga por la legalización del aborto seguro. El argumento más importante es que si hay una mujer dispuesta a abortar, ésta lo hará independientemente del riesgo o la legislación vigente.

1 – Estudio realizado por el Guttmacher Institute junto con el Departamento de Investigación y Salud Reproductiva de la Organización Mundial de la Salud. Ver documento PDF (en inglés).